¡¡¡Que no te la den con queso!!!

Cuántas veces hemos oído o utilizado esta expresión para advertir que tuviéramos cuidado y evitar ser engañados. Pues bien, no es un mero juego de palabras biensonantes, tiene su sentido y, retrocediendo unas décadas en el tiempo, podemos encontrarlo.

Antiguamente, a la hora de comprar y vender vinos, en las bodegas manchegas tenían por costumbre invitar al comprador-catador a comer un exquisito queso manchego para deleitarle. Posteriormente, pasaban a los negocios, probando los vinos y llegando frecuentemente a un buen trato, puesto que el vino solía ser de buena calidad.

Este procedimiento no era más que una trampa para vender vinos de baja calidad a los compradores. Se ha demostrado científicamente que las proteínas y la grasa del queso enmascaran y bloquean ciertos receptores del sabor, haciéndonos menos sensibles a los defectos que pueda tener el vino. Por esta razón, cualquier vino tomado con queso suele resultar muy agradable.

De esta manera el bodeguero vendía con facilidad su vino de peor calidad y el comprador, satisfecho, se llevaba el vino a casa, comprobando con desconsuelo (como suele ocurrir, rodeado de amigos a los que iba a convidar) que “se la habían dado con queso”.

Cae en entredicho, por tanto, la popular idea de que quesos y vinos maridan perfectamente. Profesionales del mundo quesero recomiendan la cerveza, en lugar del vino, para maridar con los quesos puesto que no interfieren entre sí en tanta medida, pudiendo disfrutar de los dos a la vez. De todas formas, aunque no sea el maridaje perfecto, ¿a quién no le gusta regar un buen queso con un buen vino?.

Anuncios

5 comentarios en “¡¡¡Que no te la den con queso!!!

  1. ¡Qué curiosa historia! En mi caso, tanto el vino como el queso son dos productos que no me gustaban nada de nada y que poquito a poco estoy aprendiendo a valorar .

    🙂

  2. Qué curioso! no lo sabía. De todas formas no me convence mucho como técnica de venta ¿de qué sirve tener clientes descontentos a parte de para echar por tierra tu reputación?

  3. Por eso los vinos de La Mancha llevan tiempo volviéndose a abrir camino entre los nuevos consumidores que, cada vez más, exigen vinos de alta calidad y que se diferencien del resto y, tradicionalmente, La Mancha ha cultivado la fama de tener mucho vino, si, pero mucha cantidad y no siempre calidad.

    Afortunadamente, La Mancha está experimentando un gran proceso de cambio, con muchas bodegas que apuestan por la calidad, dando unos vinos fantásticos. Poco a poco iremos publicando las fichas de cata de algunos de estos vinos.

  4. Carmen, yo imagino que eso lo harían con los malos vinos. Si se los daban a probar directamente a la gente nadie los compraría, y sin embargo con lo del queso se asegurarían un montón de ventas. Está claro que no serían clientes fieles, pero mejor eso que nada.

    Ay, la picaresca españolaaaaa. No me quiero ni imaginar de donde viene lo de “gato por liebre” xD

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s