La sugestión en la cata

Guías de vinos, revistas, páginas de internet, anuncios de publicidad en los que nos intentan vender vinos… “El vino más caro del mundo”, “Producción limitada”, “Últimas 1000 botellas” o, más habitual, “No se cuántos puntos Parker”… Toda esta publicidad tiene un fin determinado, establecer prejuicios en el consumidor que, al final, acaba asignando tal marca a vinos de gran calidad, o a más precio mejor vino es… Craso error y además demostrado.

Y es que, cuando se prueba un vino y se conoce su precio, su origen u otros datos “de moda”, normalmente el ser humano se ve influenciado a la hora de emitir un juicio objetivo. Si el vino cuesta 50€ la botella se mira con otros ojos que si cuesta 3€. Si es un Rioja, ¡que me vas a decir!, ni comparación con ese otro de La Mancha… Y si es un Burdeos, acabáramos.

The wine trialsRobin Goldstein realizó un estudio, que recoge en su guía de vinos “The Wine Trials”, en el que recorrió Estados Unidos dando a probar 6.000 vinos a 500 catadores aficionados y expertos que consumían vino habitualmente. El vino que les dió a probar no tenía ninguna seña que lo identificara ni que diera indicios de su procedencia o de su precio.

Se cataron vinos que iban desde los 1´5 a 150 dólares y la mayoría de las veces el consumidor prefirió el vino de menor valor. Se demostró además que los gustos de los consumidores aficionados y “novatos” son muy diferentes de los gustos de los “expertos” catadores, los cuáles normalmente preferían el vino más caro.

robin-goldsteinEste estudio no tiene desperdicio, porque además se realizaron pruebas de sugestión, dando a catar dos vinos informando al catador de cuál era más caro. En todos los casos el catador prefería este vino a pesar de que, en realidad, era el más barato.

Se realizó esta misma prueba, escaneando el cerebro de 21 consumidores “novatos”, dándoles a catar exactamente el mismo vino y diciéndoles dos precios diferentes. Invariablemente, el consumidor prefirió el vino más caro, lo cuál demuestra el poder de sugestión del precio de los vinos.

En su libro, The Wine Trials, Robin Goldstein recoje una lista con los 100 vinos, de menos de 15 dólares, mejor valorados por los consumidores. Estos vinos ganaron a otros vinos de mucho mayor precio en el mercado.

Todo influye a la hora de emitir un juicio, no solo en el caso del vino, también en cualquier otro alimento o bien de consumo. Si se trata de un vino, la publicidad, el precio, la etiqueta, la marca… así como el momento en que se consuma, con qué y con quién, influyen de manera decisiva en la apreciación y por tanto en la calidad que nos muestre ese vino. Debemos apartar todos esos prejuicios si queremos emitir una valoración objetiva de la calidad de un vino.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s