Bodegas Finca Río Negro

Hace pocos días,  aprovechando una estupenda jornada de sol, nos acercamos a conocer una bodega de lo más original: Finca Río Negro.

Original por estar ubicada en la provincia de Guadalajara, cerca de Cogolludo, que ya es decir bastante puesto que poco viñedo queda por esta provincia desde que, largo tiempo atrás, la filoxera causara sus famosos estragos. Pero además no se encuentra dentro de la Denominación de Origen que posee la región (Mondéjar), sino que se aleja de esas tierras para situarse en las inmediaciones de la sierra de Ayllón, a las puertas de los famosos pueblos de la Arquitectura Negra, a 1000 metros de altitud. Este es otro de los puntos originales de la bodega: la altitud de sus viñedos y la climatología que, por tanto, sufre. Un clima hostil para el cultivo de la vid, con frecuentes heladas tardías, y con diferencias térmicas entre el día y la noche de hasta 20 ºC. Por último, las variedades de vid cultivadas también le aportan originalidad al proyecto, siendo en tinto la Tempranillo el pilar de sus vinos, acompañada por Cabernet Sauvignon, Syrah y Merlot; mientras que para blanco se cultiva la Gewürztraminer que, no sin dificultades, se ha adaptado a la zona dando magníficos resultados.

SAMSUNG CAMERA PICTURES

SAMSUNG CAMERA PICTURES

La bodega debe su nombre al cauce de un río, ahora seco, que atraviesa la finca, cuyo lecho está formado por negra pizarra. Esta piedra junto con canto rodado se encuentra en abundancia en la tierra sobre la que se asienta el viñedo, aportando un buen drenaje a estos terrenos de por sí bastante austeros, incluso calor en las frías noches al calentarse por el día debido a la insolación.

La finca posee 600 hectáreas de tierra, de las cuáles, en estos momentos, se encuentran 42 hectáreas dedicadas al viñedo, no todas ellas en producción. El resto se dedican a cereal, monte bajo y pinar. Solo elaboran la vendimia recogida en sus propios viñedos, es por ello que la producción de sus vinos es bastante limitada.

A nuestra llegada ya habían vendimiado gran parte de la uva blanca que, en unos meses, dará lugar a su estupendo monovarietal de Gewürztraminer. No así la tinta, que con las últimas lluvias tendrá que esperar unos días más para llegar a su punto óptimo de madurez.

SAMSUNG CAMERA PICTURES

SAMSUNG CAMERA PICTURES

SAMSUNG CAMERA PICTURES

La vendimia se realiza en cajas de 18 kilos. Durante el desarrollo de la uva en la cepa no se sobrepasa nunca un rendimiento superior a 1´5 kg/cepa para asegurar la calidad y óptima maduración de los racimos. También se realiza una selección de uvas para desechar aquellas que no se encuentren en el adecuado estado sanitario o de madurez.

La bodega cuenta con toda la tecnología necesaria para elaborar vinos de gran calidad: depósitos de acero inoxidable con doble camisa para controlar la temperatura, con sistema de bazuqueo automático, de diferentes dimensiones e incluso forma, al incorporar también depósitos troncocónicos y tinas de madera para fermentación.

SAMSUNG CAMERA PICTURESEn la sala de barricas podemos encontrar tonelería de gran calidad. En la actualidad disponen de un 60% de barricas de roble francés y de un 40 % de roble americano, que cada cuatro años son renovadas. Los vinos descansan aquí, en condiciones de temperatura y humedad óptimas, durante un período de un año en barrica y otro año más dentro de la botella. Con todo ello, en estos momentos la producción se sitúa en unas 100.000 botellas al año, que viajan por todo el ámbito nacional y fuera de nuestras fronteras a países como Alemania, Inglaterra, EE.UU, Méjico o China, cosechando premios y reconocimiento.

Rio Negro Gewürztraminer 2012Tras la visita a la bodega pudimos degustar los dos vinos que, en la actualidad, comercializan: su vino blanco joven Gewürztraminer y su tinto 2010 con crianza en barrica. Empezando por el primero, y sin ánimo de hacer una cata rigurosa sino más bien unas pinceladas de su perfil, debo decir que nos sorprendió muy gratamente. Encontramos un Gewürztraminer con una nariz de libro, en línea con lo que esta variedad ofrece en regiones más reconocidas a nivel nacional, muy intensa y compleja, con notas de fruta tropical y fruta de hueso y un fondo floral muy agradable. Pero la sorpresa llegó en la boca, donde se diferencia claramente de otros muchos Gewürztraminer. No se muestra goloso sino seco y estructurado. Con un gran equilibrio acidez / alcohol y un cuerpo muy interesante que nos permiten disfrutarlo en compañía de una gran amplitud de comidas. Un vino amplio y redondo con un largo recuerdo, muy agradable y lleno de matices. Con personalidad propia.

Finca Río Negro

El tinto es un coupage de las variedades que cultivan, con el esqueleto de la Tempranillo (65%) y el aderezo de la Syrah (20%), Cabernet Sauvignon (10%) y Merlot (5%), siendo estas las proporciones aproximadas aunque variables año tras año. Pudimos degustar su tinto 2010 e incluso compararlo con el 2006 para comprobar su buena aptitud para evolucionar con el tiempo. Encontramos un vino muy redondo y equilibrado. Con cuerpo pero fácil de beber por la sedosidad de su tanino. Con un muy buen equilibrio entre la acidez y el alcohol puesto que posee de ambos en buen nivel pero perfectamente compensados, buena señal para que el vino tenga una larga vida. La crianza en barrica aparece aportando complejidad al vino pero sin empañar su carácter varietal. Se nota la calidad de la madera.

Ambos vinos son un gran ejemplo de calidad, originalidad y buen hacer. Unos vinos que hacen justicia a una provincia de gran tradición vitícola en el pasado y que estaba escasamente representada hasta hace unos años. Los vinos de Finca Río Negro se han convertido en su estandarte, unos vinos de los que sentirse muy orgulloso.

Agradecimiento a Finca Río Negro por abrirnos las puertas de su bodega y en especial a su enólogo Juan Mariano Cabellos.

Anuncios

Bodegas Mª Amparo Repiso Vallejo – Vino Sarmentero

El pasado sábado estuvimos en una de esas bodegas que nos gusta tanto visitar, una de esas bodegas pequeñas, acogedoras, familiares…  fruto de la tradición, de las raíces de un pasado que se mantiene vivo y que, con mucho esfuerzo e ilusión, esta familia intenta traer al presente y hacer realidad: Bodegas María Amparo Repiso Vallejo.

Al frente de este proyecto está María Amparo, quien da nombre a la bodega y quien, con gran dedicación, se encarga del viñedo y la elaboración posterior del vino, pero toda la familia pone su granito de arena para seguir adelante. Marido, hijos… toda una familia unida en torno al vino.

No en vano, la pequeña bodega de elaboración y crianza de los vinos se encuentra en la casa familiar del pueblo, en Quintanilla de Arriba (Valladolid), a orillas del río Duero y en plena Denominación de Origen.

La familia dispone de 7 hectáreas de viñedo propio en espaldera, de la variedad Tempranillo, en dos pagos: Prado de Oyales y Peñuelas. Ellos mismos se encargan de cultivarlo y cuidarlo para obtener la máxima calidad, de la forma más natural posible, minimizando al máximo el empleo de fitosanitarios y pesticidas puesto que, como ellos mismos dicen, “el sol es el mejor fungicida”, y en los veranos de esta comarca no es algo que escasee precisamente.

De las 7 hectáreas de viñedo que poseen solo una parte de la producción es elaborada en su pequeña bodega, debido a las reducidas dimensiones de esta, pero esta baja capacidad favorece un mayor cuidado de la uva y del vino en toda la elaboración, con el fin de obtener un producto de gran calidad.

En la pequeña sala de elaboración de la bodega nos encontramos apenas 5 ó 6 depósitos de acero inoxidable de no más de 3.000 litros, algunos aún más pequeños. Una despalilladora estrujadora y una prensa hidráulica vertical completan el modesto despliegue tecnológico de la bodega.

La elaboración del vino en la bodega aúna la tradición y la modernidad. La fermentación se realiza empleando las levaduras propias de la uva, a temperatura controlada, con el fin de asegurar la originalidad y la naturalidad del vino.

Tras la fermentación maloláctica, el vino pasa a barrica para su crianza, empleándose tanto roble francés como americano. La sala de barricas también es reducida, acorde con la producción de la bodega, pero se encuentra bien aislada.

Una pequeña sala de embotellado, etiquetado y encajado pone fin a esta bodega. Aquí el vino es filtrado con suavidad para eliminar los posos de mayor tamaño, intentando preservar el carácter del vino, procurando que el vino no pierda personalidad en el proceso. El vino no se somete a estabilización por frío, lo que puede suponer que encontremos cristales naturales de tartratos en la botella.

Tras una adecuada crianza en botella, el vino es etiquetado y sale al mercado bajo el nombre de “Sarmentero”. Este nombre procede de la tradición, siendo el nombre que se le daba antaño al camino que se usaba para ir a los majuelos o viñas.

La bodega tiene una producción anual en torno a las 20.000 botellas de vino, todo ello acogido a la D.O. Ribera del Duero, principalmente de dos calidades diferentes:

Sarmentero Roble

Este vino se somete a una corta crianza en barrica, de entre 4 y 6 meses, para aportar complejidad y redondez al vino sin apagar su carácter frutal y de vino joven. Un vino muy afrutado, típicamente Tempranillo, con una muy correcta acidez que complementa su grado alcohólico. Fresco, limpio, equilibrado, fácil de beber y muy agradable. Su precio al público está en torno a 6 euros.

Sarmentero Vendimia Seleccionada

Este es el vino de crianza de la bodega, con una estancia en barrica de 12 meses. Un vino limpio, bien conservado y con todavía un marcado carácter frutal, acompañado del aporte de la barrica, más intenso que en el caso anterior, pero bien ensamblado, sin predominar. Un vino también muy equilibrado y sabroso, más complejo que el anterior pero también fácil de beber y muy agradable. Redondo en boca, bien pulido pero con estructura. Su precio está en torno a 11 euros.

Sarmentero Selección

Este vino de larga crianza solo se elabora en los años que se considera que la vendimia ha sido excelente y reúne las características óptimas para un vino de esta calidad. Permanece 18 meses de crianza en barrica y la bodega lo presenta como un vino amplio y amable, equilibrado y de gran personalidad. Nosotros no tuvimos el gusto de probarlo puesto que el de la última añada está ya agotado. Habrá que esperar a futuras elaboraciones.

Como veis, esta es una bodega pequeña y familiar que lucha poco a poco por abrirse hueco en el complicado mercado del vino en España, apostando por un producto de gran calidad a un buen precio, respetando la naturalidad del vino y su personalidad, y trabajando con ilusión para hacer realidad su sueño.

La bodega tiene página web (www.vinosarmentero.com) y blog propio (vinosarmentero.blogspot.com), estando presente también en facebook y twitter. Está al día con las nuevas tecnologías para promocionar sus vinos, incorporando incluso código QR en la etiqueta de sus vinos.

Una bodega familiar, pequeña, sin grandes recursos ni alardes de tecnología o infraestructuras, pero con todo lo necesario para hacer un gran vino: trabajo e ilusión.

Aprende a Catar Vino quiere agradecer a Bodegas María Amparo Repiso Vallejo el habernos abierto las puertas de su bodega.

Bodegas Aumesquet Garrido

En el término municipal de Cadalso de los Vidrios, provincia de Madrid, nos encontramos con la pequeña y reciente bodega de Antonio Aumesquet y Alicia Garrido. Bodegas Aumesquet Garrido, fruto de la ilusión, el esfuerzo y la pasión por el mundo del vino de sus creadores, comienza su andadura en el año 2006, con la primera toma de contacto del Proyecto y la primera elaboración, aunque su verdadero comienzo fue el pasado año 2008 con la obtención del registro de sanidad y la primera añada comercializada.

Esta pequeña bodega acoge sus vinos a la mención de calidad “Viñedos de España” puesto que, a pesar de situarse dentro de los términos de la D.O. Vinos de Madrid, subzona San Martín de Valdeiglesias, se abastece de vendimia procedente de viñedos situados en la provincia de Ávila y Toledo. Cadalso de los Vidrios se sitúa muy cercano de estas dos provincias por lo que, a pesar de ser todo viñedos de una misma zona geográfica, con clima y características del suelo similares, los viñedos no están en la zona de influencia de la D.O. Vinos de Madrid, por tanto la bodega no puede acogerse a su reglamento. Este hecho, lejos de perjudicar a la bodega, permite una mayor libertad a la hora de decidir qué tipo de vino elaborar y qué variedades de uva utilizar.

Viñedo Cadalso de los Vidrios

Viñedos en Cadalso de los Vidrios

La bodega, actualmente tiene un volumen de producción de unos 9000 litros anuales, pudiendo llegar a elaborar 12000. Las variedades de uva que emplea en la elaboración de sus vinos, exclusivamente tintos, son Garnacha, Tempranillo y Syrah. La Garnacha es la uva tinta tradicional de la zona y es la base de los vinos, en un afán por conservar la tradición de la zona. Toda la viña se cultiva en vaso sobre suelos de tipo arenoso, típicos de esta comarca. Las cepas son cepas viejas, todas ellas de más de 20 ó 30 años, superando en muchos casos los 50 años.

Viñedo Cadalso de los Vidrios

Garnacha en Cadalso de los Vidrios

La Garnacha en esta zona, debido a la alta insolación que recibe durante la maduración y las noches frías de verano, adquiere rápidamente un elevado grado alcohólico probable, conservando todavía una alta acidez. Por tanto, el compromiso entre  alcohol y acidez junto con una correcta madurez de hollejo y pepitas es determinante a la hora de decidir el momento de vendimiar. En muchos casos, para lograr una completa madurez de las bayas el contenido en azúcar es muy elevado, obteniéndose por tanto vinos con un alto contenido alcohólico aunque bien compensados con una acidez total también elevada.

Depositos inox

Depósitos de acero inoxidable

La vendimia se realiza de forma manual utilizando cajas de plástico para su transporte a la bodega. Aquí es despalillada y estrujada muy ligeramente antes de ser encubada en los depósitos de acero inoxidable para realizar la fermentación alcohólica. Dicha fermentación se realiza a temperatura controlada en todo momento. Cada variedad de uva es vinificada por separado.

Barricas

Barricas de Roble Americano

Posteriormente, los vinos que se van a envejecer pasan a barricas de roble americano para realizar una crianza de aproximadamente 4 meses, intentando preservar el caracter varietal de los mismos.

Los vinos son filtrados, clarificados y estabilizados por frío muy ligeramente, con el fin de no maltratar demasiado al vino y preservar su carácter y personalidad.

Tuvimos la ocasión de probar el vino joven 2008, con el nombre Finca Mariscalas, que han elaborado con un 75% de Garnacha, 15% Tempranillo y 10% Syrah y la verdad es que salimos gratamente sorprendidos con el resultado. Un vino con 14´5 grados alcohólicos pero muy bien equilibrados en boca con una fresca y viva acidez. Potente en nariz, goloso, muy afrutado, algo floral. Un vino bien estructurado, de buena longitud, persistente y con mucha vida por delante. Estamos seguros que con el esfuerzo y el empeño que Antonio y Alicia están poniendo en este proyecto y con productos como el que tuvimos ocasión de probar les espera un futuro prometedor.

Queremos agradecer a Antonio Aumesquet y Alicia Garrido su atención y el abrirnos las puestas de su bodega a Aprende a catar vino.

Bodegas Orusco

Acudimos a visitar, en esta ocasión, una bodega con historia, con mucha historia, por algo se trata de la bodega en activo más antigua de la Denominación de Origen Vinos de Madrid. Data de 1896, año en el que Tomás Orusco, fundador de la bodega, llegó a la localidad madrileña de Valdilecha para trabajar como sacristán y organista de su parroquia.

Tomás vió la necesidad de abastecer de vino a la iglesia para realizar la eucaristía y decidió construir una pequeña bodega donde elaborar el Vino de Misa. Desde entonces han pasado muchos años, pero la bodega, los vinos y el gusto por la música han perdurado en las generaciones posteriores hasta nuestros días.

Bodegas Orusco ha crecido durante todos esos años, aumentando su producción y pasando de elaborar vino de misa a la elaboración de vinos de calidad acogidos a la Denominación de Origen Vinos de Madrid, D.O. de la que fueron impulsores allá por los años 90. Actualmente, la bodega cuenta con la última tecnología en la elaboración de vinos de calidad, pudiendo llegar a producir hasta 1.500.000 litros de vino al año.

Viñedo Orusco

Bodegas Orusco cuenta con 25 hectáreas de viñedo propio, recogiendo también uva ajena de viñedos de las localidades cercanas, de las variedades Malvar para blancos y Tempranillo, principalmente, y Syrah, en menor medida, para tintos. El viñedo se cultiva de manera tradicional, en vaso, y se trata en su mayoría de cepas de gran edad.

La bodega es un edificio de grandes dimensiones y antigüedad que conserva todavía las antiguas tinajas de fermentación, que actualmente no se utilizan, pero que nos trasladan al pasado de la en0logía y nos recuerdan la historia del vino y el buen hacer de nuestros antepasados.

tinajas de fermentacion

En contraposición, en la sala de elaboración podemos encontrar la actual tecnología de vinificación, con depósitos de acero inoxidable para fermentar a temperatura controlada, y toda la maquinaria de última generación en el sector enológico.

depositos

Una vez elaborado el vino, pasa a la sala de barricas donde reposa y envejece en barricas bordelesas de roble americano el tiempo estimado según el vino ha elaborar. Una vez redondeado el vino durante un tiempo en botella, este sale al mercado donde lo podremos encontrar con una magnífica relación calidad/precio.

barricas

Bodegas Orusco ha actualizado recientemente la imagen de sus vinos, como ya os comentamos en un post anterior. La bodega comercializa los siguientes productos:

  • Viña Maín: vinos jóvenes, blanco, rosado y tinto. D.O. Vinos de Madrid.
  • Maín Tempranillo: con un 10% de Syrah y 4 meses de barrica de roble americano. D.O. Vinos de Madrid.
  • Maín Crianza: Tempranillo con 10 meses de barrica de roble americano. D.O. Vinos de Madrid.
  • Maín Reserva: Tempranillo con 18 meses de barrica de roble americano. D.O. Vinos de Madrid.
  • Vinos de mesa Orusco: blanco y tinto jóvenes, en botella y en Bag in Box. Sin D.O.
  • Vino de Misa Orusco: vino dulce artesanal de misa. Sin D.O.

La Bodega, además, se encuentra abierta al público todo el año para realizar visitas guiadas o para poder adquirir y conocer sus vinos. No dejéis pasar la posibilidad de conocer la bodega más antigua de la D.O. Vinos de Madrid y toda su interesante historia, tan cerca de la capital de España.

Queremos agradecer a Esther Orusco su atención y el abrirnos las puestas de Bodegas Orusco a Aprende a catar vino.

Bodegas Valleyglesias

“Aprende a catar vino” se desplazó hasta la localidad madrileña de San Martín de Valdeiglesias, capital de una de las tres subzonas que componen la Denominación de Origen Vinos de Madrid, para visitar la bodega y los viñedos de Valleyglesias, una empresa joven, de corta pero prometedora andadura y con mucho que decir y que aportar a la Denominación de Origen de la capital de España.

Fernando y Luis Ocaña son los responsables de este proyecto que comenzó como un hobby y, poco a poco, con mucho sacrificio, han ido desarrollando y expandiendo, partiendo de una premisa fundamental: apostar por la calidad por encima de todo.

vinedo3

El viñedo que maneja Valleyglesias es propio y ajeno, controlando en todo momento el cultivo de la vid, su producción y su calidad. Gran parte de este viñedo ha sido recuperado y consta de cepas de gran antigüedad, en algunos casos sobrepasando los cien años, de las cuales se obtiene muy poco rendimiento pero una calidad excepcional.

Las variedades que utilizan para la elaboración de sus vinos son, principalmente: Garnacha, Tempranillo y Cabernet Sauvignon para vinos tintos; y Albillo y Moscatel de Grano Menudo para vinos blancos. Todo el viñedo se maneja como cultivo ecológico.

vinedo2

La vendimia se realiza de forma manual y la uva es recogida en cajas de poca capacidad para preservar su integridad, llegando a la bodega en perfectas condiciones, donde se almacena en cámara frigorífica hasta su procesado. En el campo se realiza una primera selección de racimos, vendimiándose solo aquellos que presenten un correcto estado de madurez y de sanidad. Solo los racimos que reúnan unas óptimas condiciones de calidad serán procesados.

Ya en la bodega la vendimia es encubada en depósitos de acero inoxidable de escasa capacidad para realizar la fermentación alcohólica a temperatura controlada. La fermentación maloláctica también se lleva a cabo en estos depósitos de acero inoxidable.

depositos

La crianza de los vinos se realiza en barricas de roble francés y americano de diferentes tonelerías, tostados y capacidades para, posteriormente con el ensamblaje final, conseguir las características deseadas en los vinos. Emplean barricas bordelesas de 225 litros, realizándose también pruebas con barricas de 300 y de 500 litros.

barricas

Valleyglesias elabora tres vinos tintos y dos vinos blancos diferentes, todos ellos de gran calidad y baja producción.

botellaCabe destacar las preciosas botellas que contienen el vino, tanto la del reciente Minoss como las del Garnacha Centenaria y el Moscatel Albillo, con la etiqueta inscrita en la botella. La presencia de los vinos está muy cuidada, de la misma manera que cuidan la elaboración.

He aquí un ejemplo de bodega pequeña y familiar pero que apuesta por la calidad y lo demuestra con cada uno de sus vinos, llenos del entusiasmo y la ilusión con la que son elaborados y con la que poco a poco se van abriendo camino en el, muchas veces cerrado, panorama vinícola nacional.

Queremos agradecer a Fernando y a Luis Ocaña por abrirnos las puertas de su bodega y mostrarnos todo su saber hacer. Desde aquí os animamos a seguir con esta trayectoria.

Bodegas Licinia

En la localidad madrileña de Morata de Tajuña, ubicada en el valle del río que le da el nombre, nos encontramos con la bodega y los viñedos de Bodegas Licinia S.L. Licinia es el nombre que tenía la localidad en tiempos de los romanos, el cuál ha sido recuperado como seña de identidad de esta bodega.

Bodegas Licinia es una pequeña empresa de reciente creación cuyo objetivo es la producción de vinos de alta calidad a través de una obsesión por controlar todos y cada uno de los parámetros que influyen en su obtención, partiendo de un riguroso control y manejo del viñedo para la obtención de uvas sanas y con buena madurez, y utilizando las más actuales técnicas enológicas.

Viñedo 2Cuentan con algo más de 28 ha de viñedo propio, distribuidas en 3 parcelas, todas ellas ubicadas en los alrededores de Morata, aunque en el término municipal de Chinchón. Casi dos terceras partes del viñedo corresponden a la variedad Tempranillo y el resto corresponde, casi en igualdad de superficie, a las variedades Cabernet Sauvignon, Syrah y Merlot.

El viñedo es bastante joven y todo ello se maneja como cultivo ecológico. Se controla en todo momento la evolución de la planta y de la uva, se limita el rendimiento mediante aclareo de racimos y, próximamente, la implantación de una cubierta vegetal. Se registran los parámetros climatológicos con estaciones meteorológicas. Todo ello con un único fin, la obtención de uvas de la máxima calidad para la producción de grandes vinos.

ViñedoLa vendimia se realiza de forma manual en pequeñas cajas de 8 kg de capacidad. La uva es transportada a la bodega y conservada en cámaras frigoríficas durante 24-48 horas a una temperatura de 5-7 ºC.

Tras ello, se efectúa una selección de los racimos, desechando todos aquellos que no reúnan los parámetros de calidad establecidos, así como hojas o restos vegetales que pueda haber. Los racimos seleccionados son despalillados y los granos vuelven a ser seleccionados, desechándose los pedicelos o restos de raspones que hayan podido quedar y puedan transferir aromas o gustos indeseables al vino. Las bayas seleccionadas son estrujadas ligeramente y encubadas en depósitos de acero inoxidable, de diferentes capacidades (máximo 5000 litros), tamaños y formas en función de la variedad y del vino que se desea obtener.

DepositosTras la fermentación alcohólica siguen manteniéndose los hollejos encubados para realizar una postmaceración y seguir extrayendo componentes polifenólicos, con el fin de obtener vinos que soporten bien una larga crianza y el paso de los años.

Barricas

La fermentación maloláctica se realiza en barrica nueva de roble mayoritariamente francés y algo de americano, sobre las lías finas. El vino reposa en estas barricas, que son renovadas cada 2 años, el tiempo necesario para lograr su redondez y perfecto equilibrio. Las diferentes variedades son ensambladas adecuadamente obteniéndose el vino Licinia, un vino fruto del buen hacer y de una sana obsesión por la búsqueda de la calidad en todo momento.

La bodega actualmente se encuentra en proceso de traslado a unas nuevas instalaciones que se encuentran en construcción. A pesar de los trastornos que esto suele ocasionar nos llamó la atención la perfecta limpieza de las salas de elaboración y crianza, las máquinas, depósitos y las barricas. Basta fijarse en la foto de las barricas para darse cuenta, ni siquiera tienen vino derramado alrededor del tapón, cosa que suele verse normalmente.

Su primer vino fue el de la añada 2006. Pudimos probar los varietales directamente de la barrica y, si nos pareció un gran vino el 2006, lo que está por llegar es muy prometedor. Queremos felicitar desde aquí a la bodega y dar las gracias a Olga Fernández por recibirnos y mostrarnos la bodega y los viñedos LICINIA.

Bodegas Comenge

En una loma a las afueras de la localidad de Curiel de Duero, rodeada de viñedos y con el imponente curso del río de fondo, se alza el moderno edificio de Bodegas Comenge, una empresa nacida en el año 1999 impulsada por el entusiasmo de D. Jaime Comenge Puig. Bodegas y viñedos Comenge toma su nombre de D. Miguel Comenge Gerpe, padre del presidente de la bodega y autor del libro “La vid y los vinos españoles” publicado en 1942.

La bodega cuenta con 28 hectáreas de viñedo en los términos municipales de Pesquera y Curiel de Duero, de las variedades Tempranillo en su mayoría y Cabernet Sauvignon, parte de esos viñedos rodea a la bodega completando un entorno de gran belleza. El viñedo se cultiva en espaldera de gran altura para mantener todos los pámpanos expuestos y dejar a los racimos bien aireados, evitando enfermedades. Así mismo, se evita en todo momento una gran vigorosidad del viñedo mediante prácticas de cultivo como una intensa poda en verde, despuntado, aclareo de racimos, deshojado… con el fin de controlar la producción asegurando una correcta madurez, sanidad y equilibrio de los racimos.

Los racimos son recogidos en su adecuado punto de maduración, tanto de la pulpa como de los hollejos y las pepitas, siempre teniendo en cuenta el vino que se desea obtener. La vendimia se realiza de forma manual, transportando los racimos en cajas apilables de plástico para garantizar que la uva llegue en perfecto estado a la bodega.

Ya en la bodega, las cajas son descargadas en una cinta transportadora donde se realiza una primera selección de los racimos, desechando aquellos que no reúnen la calidad deseada. Tras el despalillado, las uvas sufren una segunda selección donde son desechadas aquellas bayas en mal estado, sin madurez, retirándose también restos de hojas o raspones. Las uvas seleccionadas son estrujadas y encubadas en depósitos de acero inoxidable donde realizan la fermentación alcohólica totalmente controlada, bajo la supervisión técnica de Rafael Cuerda García-Junceda.

Una vez elaborado el vino, se somete a una crianza en barricas de roble francés y americano de grano fino y tostado lento, renovadas cada tres años, que le confieren al vino el equilibrio, estabilidad y complejidad deseado, dando como resultado unos vinos exquisitos y con un gran potencial de envejecimiento.

La capacidad de producción de la bodega es bastante reducida, de aproximadamente 150.000 botellas, lo que garantiza la posibilidad de controlar y asegurar la calidad del producto añada tras añada. Elaboran dos marcas comerciales: “Comenge”  es un monovarietal Tempranillo con una crianza de 13 meses en barrica de roble, 85% francés y 15% americano; “Don Miguel Comenge” es el buque insignia de la bodega, con un 90% de Tempranillo y un 10% de Cabernet Sauvignon, y una crianza de 22 meses en barrica de roble francés nueva.

La bodega, además, realiza visitas organizadas para el público y cuenta con una amplia oferta de actividades turísticas en su entorno. Una bodega joven, amable, abierta que guarda en su interior el secreto de los grandes vinos.